NOSOTROS ESCRIBIMOS, NOSOTROS DECIDIMOS

Un fantástico artículo de la escritora Mercedes Pinto sobre el orgullo de ser escritor independiente.

 

A veces me pregunto si los lectores saben las horas que hay detrás de cualquier obra bien escrita y nacida de las tripas del autor. Mi caso es como el de miles de autores independientes, híbridos, …

Origen: NOSOTROS ESCRIBIMOS, NOSOTROS DECIDIMOS

Anuncios

EL PATRIMONIO DE UN ESCRITOR

Más reflexiones sobre el polémico tema de las descargas ilegales en el blog Sueltapestes de Attradis.

Sueltapestes

1

EL PATRIMONIO DE UN ESCRITOR

En los últimos días está llevándose a cabo una agria discusión en el Twitter de Lorenzo Silva sobre descargas ilegales. Huelga decir que nadie lo llama así. Lo llaman piratería, que es como le gusta llamarlo a los autores.

Lo primero que hay que decir es que el tal Lorenzo Silva tiene una pésima educación. No me refiero a ésa que te pueden comprar tus padres llevándote a un buen colegio o una buena universidad a estudiar derecho, no. Me refiero a ésa que tus padres te regalan enseñándote a comportarte y creando en tu mente una escala de valores y una ética vital. En definitiva, es un maleducado.

Ver la entrada original 1.134 palabras más

Entrevista sobre Zhilan en el blog El aventurero de papel

Hace unos días se publicó en el blog El aventurero de papel una entrevista sobre Zhilan, mi última novela. Ana Granger ha sabido hacer las preguntas adecuadas para saber muchas más cosas de la novela sin revelar nada sobre la trama.

Espero que la entrevista os guste y que os anime a leer Zhilan (El hombre confuso, el chino muerto y los gatos parlantes). Podéis encontrar la entrevista pulsando aquí:

Entrevista sobre Zhilan en el blog El aventurero de papel

O podéis leerla directamente aquí abajo: Sigue leyendo

MEJOR CUANTO MÁS CERCA

Una reflexión sobre el uso de la primera persona en presente en los thrillers, en la que se compara Cicatriz de Juan Gómez-Jurado con Zhilan, mi nueva novela.

Sueltapestes

1

Los que tengáis mi edad recordareis aquel viril anuncio de colonia, ¿verdad? Pero no vengo a hablar de colonia, vengo a hablar de literatura. Estamos acostumbrados a leer en tercera pasado o, incluso, en primera pasado. Resulta que los dos últimos libros que me he leído (Zhilan de Gemma Herrero Virto y Cicatriz de Juan Gomez Jurado) están escritos en primera presente. ¿Una nueva moda? Lo dudo mucho. Es difícil destronar al viejo y confortable tercera pasado así como así. De todos modos no deja de resultar curioso que dos novelas de reciente aparición hayan optado por romper los moldes.

Ver la entrada original 709 palabras más

¡Ya está todo preparado para el estreno de Zhilan!

Portada de Zhilan

Por fin, después de unos meses de revisión, tras revisión, tras revisión (y seguro que aún así me he dejado algún acento y alguna coma donde no toca), por fin tengo Zhilan preparada para su estreno este próximo lunes. Hoy ya he acabado de maquetarla y convertirla a todos los formatos necesarios y lo tengo todo listo para que podáis disfrutarla.

Ahora empiezan los nervios y las preguntas… ¿Les gustará o no les gustará? ¿La historia será demasiado rara? ¿Funcionará esta escena o esta otra? Sé que esos nervios son normales y que, incluso, son una buena señal. Si algún día, antes de soltar una de mis “criaturas” al mundo, no me pongo nerviosa, eso significará que ya no me importa lo que escribo y que es un buen momento para dedicarme al macramé o al punto de cruz.

Aún así, no es una sensación agradable y menos sabiendo que la historia que cuento en Zhilan es tan diferente a las anteriores. Sé que hay gente que preferirá la chispa y la frescura de La red de Caronte, otros echarán de menos la atmósfera misteriosa de Ojo de gato o la magia y el romance de Viajes a Eilean. Cada novela tiene sus puntos fuertes y hay historias que pueden gustar más a unos lectores que a otros.

Lo único que sé, a menos de 3 días de estrenar la novela, es que es la historia que más he disfrutado escribiendo y que, siendo muy sincera, es lo mejor que he escrito hasta el momento. Creo que eso es lo que todo escritor debe tratar de proporcionar a sus lectores: la mejor historia que sea capaz de escribir. Si os gusta o no, eso ya queda en vuestras manos. Yo dejaré de tener el control sobre Zhilan y pasará a ser vuestra. Y, aunque dé mucho vértigo, es para eso para lo que ha sido creada. Espero de verdad que la disfrutéis.

Muestra gratuita de La red de Caronte

¿Quieres unirte al equipo de investigación que tratará de atrapar a Caronte, el asesino que enamora a adolescentes tímidas y solitarias a través de Internet?

Ahora puedes disfrutar de los primeros capítulos de la novela tan sólo pinchando en la imagen. Y, si el libro te gusta (sé que te gustará 😉 ), podrás conseguir el resto de la historia por menos de un euro.

Los cadáveres brutalmente mutilados de varias adolescentes aparecen abandonados en parajes apartados de Vizcaya. No hay pistas sobre el asesino, nadie sabe nada del misterioso asaltante y lo único que tienen en común todas las víctimas es que son jóvenes solitarias.

La investigación lleva a la joven forense Natalia Egaña y al inspector de homicidios Carlos Vega a descubrir que el asesino contacta con sus víctimas a través de Internet. Usando el sobrenombre de Caronte se acerca poco a poco a ellas, descubre sus secretos más íntimos y las enamora hasta conseguir una cita que será fatal para ellas.

La red de Caronte reúne elementos clásicos de la novela negra, como la investigación policial y la psicología criminal, con las más modernas técnicas de piratería informática en una obra en la que la tensión emocional aumenta con cada nueva aparición de Caronte.

Refritos: La receta contra la falta de imaginación

Hace ya unos meses me escandalicé al enterarme de que E. L. James, la autora de las 50 sombras de Grey, acababa de estrenar una nueva novela titulada Grey, que era, ni más ni menos, la misma historia de su afamada trilogía, pero contada desde el punto de vista de Grey y no de la pava de Anastasia. Aluciné al leer aquella noticia. Me pareció de una cara dura impresionante volver a presentar la misma historia (que ya era aburrida e infumable la primera vez) con el único objetivo de seguir exprimiendo a la gallina de los huevos de oro. Pero, lo que más me alucinó, fue leer comentarios de la gente deseosa de que el libro saliera para ir corriendo a comprarlo.

Hoy me he enterado de que no es una excepción, sino que, visto que la receta funciona, hay más gente apuntándose al carro. Para celebrar el décimo aniversario de Crepúsculo (tetralogía de la que ya os di mi opinión en este mismo blog), Stephanie Meyer saca una novela titulada Vida y muerte (o algo así) en la que se cuenta la misma historia que en Crepúsculo pero dándole un punto de lo más “original”. La historia va de un chico adolescente que se enamora de una chica vámpira. ¿En serio? ¡No me lo puedo creer! ¡Qué derroche de imaginación, qué ingenio! No me extraña que haya tardado diez años en inventar algo tan novedoso. Venga, por favor, si no se han molestado ni en cambiar la portada…

En serio, ahora no os estoy hablando como escritora autopublicada que pudiese estar celosa del éxito de estas dos mujeres (aunque confieso que me encabrona ver cómo alguien puede llevárselo muerto escribiendo esas cosas). Os hablo como lectora. No podemos dejar que nos engañen de esa forma, que nos roben el dinero ofreciéndonos una mierda de historia como si fuera algo maravilloso. Hay un montón de historias esperando a que las leamos y un tiempo limitado para hacerlo. No perdamos el tiempo con basuras así.