Los crímenes del lago, finalista del Premio literario de Amazon 2017

B111

Los crímenes del lago ha sido una de las cinco novelas seleccionadas como finalista en el Premio literario de Amazon. En esta edición se han presentado más de 1.200 novelas de toda España e Hispanoamérica. La decisión final está ahora en manos de un jurado que elegirá al ganador a finales de Octubre.

La verdad es que todavía no me lo creo del todo. Que mi novela, mi “criaturilla” haya sido elegida entre tantas buenas novelas me parece totalmente increíble. Pero, aquí estoy, tratando de asimilarlo poco a poco 🙂

Quiero darle las gracias en primer lugar a Julen, por ayudarme con sus ideas, por decirme las verdades a la cara aún sabiendo que me vuelvo peligrosa, por sacar tiempo de donde no había para revisar la novela y que pudiera estar a tiempo… Por apoyarme siempre y creer tanto en mí. Te quiero
También quiero agradecérselo a todos mis lectores fieles, que corrieron a comprar la novela según salió, por su apoyo continuo y sus palabras siempre amables. Sin vosotros, yo no sería nada, así que muchas gracias de corazón.
A todos los que han leído la novela y me han dado unas horas de su tiempo. A los blogueros que me han reseñado o entrevistado. A todos mis compañeros escritores, por el apoyo, las palabras de ánimo, los consejos, las correcciones (sois todos estupendos).
Y no sigo porque esto parece el discurso de los Oscar. Soy inmensamente feliz. Gracias a todos por hacerlo posible 🙂

¿Tú todavía no lo has leído? Anímate a vivir una historia diferente: asesinatos, apariciones, sesiones de ouija, un pueblo maldito por una historia que ya nadie recuerda…

Puedes encontrarlo en Amazon por sólo 2.99€ o leerlo gratis si tienes Kindle Unlimited. No te pierdas el thriller sobrenatural que te robará el sueño y detendrá tu respiración. Tan solo tienes que pulsar aquí:

LO QUIERO

 

Anuncios

Escribir Los crímenes del lago me está volviendo loca

Escribir una novela es un proceso complicado. Es mucho tiempo con la cabeza rebosante de ideas, tramas y personajes que, al menos de momento, sólo existen en tu imaginación. En ocasiones estoy tan metida en la historia que ni siquiera recuerdo cuántas manos de champú llevo ya en el pelo o si he sacado al perro o no.

Cuando estás metida en ese extraño mundo, hay veces que la realidad y la ficción casi se mezclan. Si, además, lo que estás escribiendo es una novela de fantasmas, cuando ese tipo de historias te acojonan de verdad, tu cordura puede empezar a verse en peligro.

Ha habido más ocasiones en las que he sentido que la línea entre la realidad y la ficción se difuminaban. La primera vez fue al leer La historia interminable. Hay un momento de la novela en la que Bastian está leyendo la historia de Atreyu mientras tú lees su historia y él se plantea si ese lector que le está leyendo tendrá a su vez otro lector que le lee a él. Juro que durante unos segundos me quede paralizada para después elevar la mirada buscando a ese posible lector, preocupada por la posibilidad de ser sólo un personaje.

También me sucedió al escribir Ojo de gato. Hay una escena en la que Laura, la protagonista, siente que está siendo observada mientras realiza la reconstrucción facial de la víctima. No quiere girarse, pero sabe que el fantasma de la chica está detrás, vigilando que ella haga bien su trabajo. Mientras escribía esta escena, tuve la sensación de que alguien me estaba mirando. Sentí como todos los pelos de la nuca se me erizaban y no me atreví a girarme, porque sentí que el fantasma estaba ahí, vigilando si contaba bien su historia.

Bueno, creo que hasta el momento ya os he dado algunas pruebas de que en el pasado se me ha ido un poco la pinza. Pues ahora viene el plato fuerte… Como ya sabréis, estoy escribiendo una novela titulada Los crímenes del lago, que va de asesinatos y fantasmas. Comencé a escribir esta novela porque soñé con las dos primeras páginas, como si alguien me las estuviera dictando, así que, según me levanté, fui corriendo al ordenador a escribirlas para que no se me olvidasen.

Como la novela está ambientada en Vermont (Estados Unidos) y no he estado allí en la vida, estoy tirando mucho de Google Maps y del Street View para describir los lugares. Y la verdad es que estoy encontrando cosas muy raras:

Cuando elegí la librería en la que iba a trabajar mi protagonista, le di al Street View para ver la fachada. ¿Qué fue lo que me encontré?. Esto:

01

¿Qué se supone que es esa especie de espantapájaros sangriento y quién es el loco que ha decidido que algo tan tétrico quedaría bien en el escaparate de una librería?

Segunda curiosidad: He ambientado la historia en un pueblo llamado Swanton. Como veréis en la siguiente imagen es un lugar verde plagado de prados, bosques y campos de cultivo:

03

Elegí en el mapa el lugar en el que se iban a cometer los crímenes y, escribiendo una escena, fui ampliando la imagen para poder describir mejor el sitio. ¿Y qué me encuentro? Esto:

04

Es el único sitio de todo el puto Swanton en el que no hay verde sino una explanada seca, muerta y agrietada. Da la impresión de que algo malo le ha sucedido a la tierra en esa zona, como si estuviera maldita.

Así que no os extrañaréis si os cuento que el otro día, buscando información en el St. Albans Messenger (el periódico de Vermont), de repente me entrase la siguiente duda: ¿Qué pasaría si escribiese en el buscador los nombres de las víctimas de mi libro? ¿Y si al hacerlo encontrase que realmente estaban muertos tal y como yo había descrito? ¿Y si eso quería decir que toda la novela no estaba saliendo de mi imaginación sino que me estaba siendo dictada por unos espíritus que buscaban que alguien contase su historia? Juro que se me pusieron los pelos como escarpias mientras introducía el primer nombre en el buscador.

No, tranquilos. Los nombres no aparecieron, pero ¿a qué por un momento también habéis sentido la inquietud de que pudiera ser real?

Por suerte estas sensaciones no me vienen muchas veces y sólo duran unos segundos. De otro modo estaría ya ingresada en un psiquiátrico. No os preocupéis, no me he vuelto loca (aún) y sigo adelante con la novela, aunque supongo que tardaré un poco más porque no me siento capaz de escribir sobre estas cosas de noche. Me comprendéis, ¿verdad? 😉

Suicidios inducidos ya está publicada

02

Por fin ha llegado el día. Diez años después de la publicación de La red de Caronte, al fin ve la luz Suicidios inducidos, una nueva aventura para Carlos, Natalia y Gus.

Siendo sincera, ha sido muy difícil escribirla. Había pasado mucho tiempo, no sabía cómo situar la trama de la novela, no sabía si sería capaz de mantener el mismo tono, si sería capaz de volver a conectar con los personajes tal y como lo hacía antes… La verdad es que fue una sorpresa descubrir que parecían haber estado esperándome para volver a la vida y que, desde las primeras páginas, me sentí muy cómoda en su compañía.

Aún así, ha habido momentos complicados en los que incluso pensé que no conseguiría terminarla. No conseguía cuadrar el final para que estuviese a la altura y fuese tan emocionante como el de La red de Caronte. Por esa razón estuve varios meses sin escribir e incluso tuve miedo de tener que abandonar el proyecto. Sin embargo, mi musa (muy puñetera ella) se encargó de enviarme la solución una madrugada. Y aquí lo tenéis por fin. La novela ya está terminada y esperando a que la leáis.

Si queréis conseguirla, la tenéis disponible en Amazon. Os dejo debajo el enlace y la sinopsis para que conozcáis un poco de la historia. Espero que la disfrutéis y que paséis un rato emocionante con la resolución de este nuevo caso.

Enlace de Amazon de Suicidios inducidos

SINOPSIS

Una joven salta desde el Puente de la Salve tras recibir una llamada de móvil. Aunque en un primer momento el caso se cierra al considerarlo un suicidio, todas las alarmas saltan para la joven forense de la Ertzaina Natalia Egaña cuando nuevas muertes van uniéndose a este primer misterio.
¿Qué hace que jóvenes aparentemente normales y felices corran hacia la muerte con una sonrisa en los labios?

Una nueva aventura de los personajes de La red de Caronte, tan emocionante y frenética como su predecesora. ¿Te atreves a acompañarles en un nuevo caso?

Mis proyectos

Hola a todos. Me he dado cuenta de que tengo el blog un poco abandonado y que hace mucho que no escribo y que puede que os estéis preguntando en qué ando metida.

El primer proyecto y más importante es terminar Suicidios inducidos, la nueva aventura de los personajes de La red de Caronte. Sé que había prometido que estaría publicada para finales de este año, pero, cuando ya llevaba 200 páginas, me quedé totalmente atascada. Sabía cuál era el final, tenía varias escenas muy claras en mi cabeza, pero no conseguía que casaran todas ni sabía cómo llegar hasta ahí. Así que, como no quería escribir cualquier mierda porque sé que lleváis mucho tiempo esperando esta segunda parte, decidí que era mejor dejarla aparcada hasta que se me ocurriera la solución y escribir otra cosa mientras tanto.

02

Hace una semana, a las dos de la mañana, la solución decidió venir y no dejarme dormir hasta las cuatro. Se me empezaron a ocurrir tramas, escenas, diálogos… Ya tengo la estructura de toda la novela y últimamente estoy escribiendo como loca, así que creo que la tendré terminada antes de que acabe diciembre. Luego quedará la revisión, maquetación y todos esos rollos, pero la tendréis publicada a principios del 2017.

El segundo proyecto en el que estoy embarcada es una novela de suspense sobrenatural que se titula Los crímenes del lago. Se me ocurrió el principio en un sueño, como si alguien me estuviera dictando el primer capítulo al oído, así que tuve que ponerme a ello. Trata sobre los misteriosos asesinatos de unos chavales que aparecen ahogados en un lago de Vermont. El protagonista es amigo de todos ellos e incluso está enamorado de la primera víctima. Su muerte le deja marcado para siempre, pero se marcha de la ciudad y consigue seguir con su vida hasta que un día el pasado vuelve a llamar a su puerta. Y no os cuento más… De esta novela tengo ya 80 páginas y, en cuanto terminé Suicidios inducidos, seguiré con ella.

Como aún no tengo portada, lo único que os adelanto es que, dentro de la novela, hay un cuento infantil ilustrado que estoy ilustrando también yo misma. Os paso una de las imágenes a ver si os gustan.

005.jpg

También estoy trabajando en un libro de relatos de terror. Éste es un proyecto para el que no puedo dar ninguna fecha, porque escribo relatos según se me ocurre una idea, así que lo mismo puede estar en 2 meses que en 2 años.

Y ya por último, estoy en conversaciones con varios traductores para traducir mis novelas a otros idiomas. La red de Caronte ya se está traduciendo al italiano y tengo apalabrada la traducción al portugués.

Os cuelgo aquí una imagen de la traducción de la primera página al italiano, para que veáis lo bonita que queda. Además, gracias a esto, estoy aprendiendo palabrotas en italiano X-D

006.jpeg

Creo que esto es todo. Ya os iré informando si hay más novedades. Os pido perdón por el retraso en la publicación de Suicidios inducidos, pero creo que vais a agradecer que me haya tomado este tiempo y que la historia vaya a ser tan emocionante como os merecéis.

Un abrazo para todos (tendréis que repartirlo 😛 )

Gran sorteo en el blog Dragones en el páis de los libros

 

¿Todavía no te has leído todas mis novelas? Si te falta alguna, el blog Dragones en el país de los libros te da la oportunidad de conseguirla en digital. Esto es lo que se sortea:

– Un ejemplar de La red de Caronte
– Un ejemplar de Ojo de gato
– La trilogía Viajes a Eilean (en este caso son 3 libros para un ganador)
– Un ejemplar de Zhilan

Así que no habrá un solo ganador, sino cuatro. ¡Anímate a participar!

Para hacerlo, tienes que pasarte por su blog:

Sorteo en el blog Dragones en el país de los libros

¡Mucha suerte a todos!

Entrevista en el blog Dragones en el país de los libros

Dragones en el país de los libros

Hoy os traigo la entrevista que Alicia, del blog Dragones en el país de los libros, me hizo hace unas semanas. En ella podéis encontrar datos sobre mí y sobre Zhilan, mi última novela publicada.

Espero que os guste. Os dejo el link por si queréis leerla allí directamente y también os copio aquí la entrevista íntegra:

Entrevista en Dragones en el país de los libros

Entrevista a Gemma Herrero Virto

Gemma Herrero Virto es una autora española de quién he tenido el placer de leer algunas de sus novelas: La red de Caronte y Zhilan. El hombre confuso, el chino muerto y los gatos parlantes (la última que ha publicado). Dos novelas que he leído y reseñado en el blog y que me han encantado. Pero no sólo ha escrito esas dos. También es probable que la conozcáis por la trilogía Viajes a Eilan o por Ojo de gato. En cualquier caso si no lo habéis hecho os recomiendo que le déis una oportunidad.

Así que estoy realmente contenta de poder traer esta entrevista y que podamos conocerla un poquito mejor.

  • Háblanos un poco sobre la novela Zhilan. El hombre confuso, el chino muerto y los gatos parlantes. 

Zhilan es una novela diferente a todo lo que he escrito. Es más divertida, más emocionante y, sobre todo, más loca. Es una historia de amor y aventuras en la que hay persecuciones, carreras, explosiones, tiros… y gatos que hablan. Álex, el protagonista, es un chico totalmente normal que lleva una vida totalmente normal y que, de repente, se encuentra inmerso en una historia en la que tiene que ser el héroe sin estar preparado para ello y en la que nada parece tener sentido.

  • ¿A qué tipo de lectores se la recomiendas principalmente? 

Hay gente que, como hay un dibujo de un gato en la portada y el título habla de gatos parlantes, cree que es una novela para niños, pero no es así. Hay muertos por todos lados y alguna que otra escena de sexo, así que está dedicada a un público adulto (aunque yo no me meto en lo que la gente quiera que lean sus hijos, pero que conste que ya he avisado).

Recomiendo esta novela a la gente que quiera pasar un rato entretenido, a los que les gustan esas novelas que, una vez que las empiezas, ya no puedes parar. La recomiendo a esa gente que está dispuesta a creer que en nuestro mundo sigue habiendo un lugar para la locura, para las cosas que se escapan de la lógica, para la magia… Sé que no estoy sola en mi locura, que somos muchos.

  • ¿Cómo nació tu pasión por la literatura? 

Creo que antes incluso de que aprendiese a leer. Cuando tenía tres o cuatro añitos, mi madre me leía cuentos y, como de pequeña tenía memoria fotográfica, yo después se los “leía” a mi hermana pequeña sin saltarme una coma.

Una vez que aprendí a leer, se convirtió en una obsesión. Casi se podría decir que no hacía otra cosa que leer. Era un peñazo de niña. Después empecé a escribir pequeños cuentos que ilustraba yo misma y a soñar con ser escritora.

Olvidé todo aquello en la adolescencia, pero, después de la universidad, en una temporada en la que estuve en paro, me apunté a un taller de literatura creativa y ahí comenzó todo.

  • ¿Tienes alguna manía o costumbre a la hora de ponerte a escribir? 

No muchas. Me gusta ponerme una bebida caliente y algo de música. No necesito nada más.

Con la música sí soy un poco especialita. Tiene que ser música en inglés de la que no me sepa la letra, porque si no, me pongo a cantar y así no hay quien escriba. Además, suelo escoger un género musical que vaya con la novela. La red de Caronte la escribí a ritmo de blues; Ojo de gato con gótico romántico, Viajes a Eilean con música celta…

  • ¿Cuáles son los autores a los que más lees? 

Los autores a los que más he leído son Stephen King (son una auténtica friki-fan suya) y Terry Pratchett. También me gusta mucho Murakami o J.K. Rowling.

En los últimos meses he descubierto a Neil Gaiman y me está encantando. Creo que por fin he encontrado a un autor que está tan loco como yo.

  • Tu libro favorito es… 

Me gustan muchísimos, pero si hay que mojarse, elegiré la serie de La torre oscura de Stephen King. (Sí, lo sé. No es un libro, son ocho, pero espero que me perdones la trampa).

Perdonada 🙂

  • ¿Qué opinas de la publicación de libros autoeditados? 

Para mí ha sido una auténtica liberación, el camino que me ha permitido cumplir mis sueños. Probé con la edición tradicional y tuve una experiencia espantosa, en la que acabé con mi primera novela secuestrada y los derechos de las cinco siguientes comprometidos con una editorial que no hacía nada por mi obra (ni promocionarla, ni distribuirla, ni pagarme).

Por suerte, pude liberar mis derechos y, después de la insistencia de mi pareja, decidí probar con la autoedición, sin tener demasiadas esperanzas en que fuese a funcionar. Desde ese momento, mi sueño comenzó a cumplirse: miles de libros en las manos de lectores de más de cincuenta países.

Por eso, yo sólo puedo hablar maravillas de la autoedición. Creo que, además, los lectores están empezando a ver que nuestros libros, a pesar de no estar avalados por una editorial tradicional, tienen la misma calidad, que escribimos historias originales y únicas y que cuidamos todos los detalles. Poco a poco, estamos abriéndonos camino.

  • ¿Prefieres leer libros en papel o en digital? 

Yo era una acérrima defensora de los libros en papel. Me gusta todo de ellos: el tacto de las páginas, su aroma, verlos en las estanterías…  Me costó pasarme a los libros en digital, pero ahora que lo he probado, les veo muchísimas ventajas: son más baratos, puedes llevar ochenta libros en el bolso sin arriesgarte a una lesión de espalda y ya no tengo que plantearme que debería quitar muebles de mi casa para poner más estanterías.

  • ¿Qué estás leyendo en estos momentos? 

Acabó de terminar Battle Royale, de Toushun Katami, que es una novela parecida a Los juegos del hambre, pero escrita mucho antes, y que me ha gustado mucho. Ayer mismo empecé Coraline de Neil Gaiman. Es un libro muy raro, porque parece un libro para niños (la protagonista es una niña pequeña y también hay un gato que habla, como en Zhilan,  mi novela), pero hay fantasmas, padres secuestrados y suplantados por otros, una mansión muy tenebrosa… No sé si es un libro infantil de terror o una novela para adultos con un planteamiento infantil.

  • Ya por último, háblanos un poquito sobre tus otras novelas y dinos cuál es tu favorita. 

Os cuento un poco de cada una, aunque elegir una favorita me va a costar. Es como si le pidieras a una madre que escogiese entre sus hijos.

La red de Caronte, mi primera obra, es una novela policiaca en la que una forense novata, un experto inspector de homicidios y un friki informático tratan de detener a un asesino en serie que enamora a sus víctimas, adolescentes tímidas y solitarias, a través de Internet. Por lo que dicen todos mis lectores, es una novela emocionante, que te atrapa y que no te deja soltarla, con unos personajes muy divertidos.

Ojo de gato es una novela de suspense paranormal. La protagonista, una antropóloga forense deprimida porque acaba de descubrir que su marido lleva meses siéndole infiel, se muda a un pequeño pueblo para tratar de realizar la reconstrucción facial del cráneo de una chica asesinada allí unos quince años atrás. En cuanto llega al pueblo, empiezan a sucederle extraños fenómenos: episodios de sonambulismo, fenómenos paranormales, amenazas para que abandone el caso, asesinatos… Es una novela que mezcla elementos de investigación con fenómenos paranormales.

Mis tres siguientes obras (Iniciación, Arcanos y La ley de lo triple) forman la trilogía de fantasía Viajes a Eilean. En ella, Luna, la protagonista, descubre, al pasar un verano con su tía, que desciende de una antigua estirpe de hechiceras. Su tía muere durante la realización de un ritual, pero Luna acaba descubriendo que no está muerta, sino atrapada en un mundo paralelo llamado Eilean, en el que habitan todas las personas que fueron ajusticiadas en la Tierra acusadas de brujería. Luna decide pasar a ese mundo para rescatarla, sin saber que está a punto de comenzar una aventura que cambiará para siempre el destino de Eilean y el suyo propio.

Si tengo que elegir alguna, creo que me quedo con Viajes a Eilean (Sí, lo sé. Vuelvo a hacer trampa al escoger tres). Creo que lo tiene todo: amor, aventuras, magia, luchas a espada, batallas, humor… Además, es una historia que tardé mucho tiempo en escribir y acabé cogiéndole mucho cariño a sus personajes.

Por cierto, para los que quieran animarse a leer la trilogía, el primer libro (Iniciación) puede descargarse gratuitamente en muchas páginas como Amazon, Play Store, La casa del libro o Lektu. Espero que os animéis 😉

¡Muchas gracias por tu tiempo Gemma!

Reseña de Zhilan en el blog Dragones en el país de los libros

Hoy se ha publicado en el blog Dragones en el país de los libros una nueva reseña sobre Zhilan, mi última novela. Estoy muy contenta con la reseña porque a Alicia, la encargada de ese blog, le ha gustado todo sobre la novela: la trama, los personajes, el final, hasta los dibujos de cada capítulo. Es genial recibir una opinión así.

Si vosotros también queréis disfrutar con la novela, aquí tenéis los enlaces:

Enlace a Amazon

Enlace a Google Play

Versión impresa

Y, si queréis probar con los primeros capítulos, sólo tenéis que pulsar en la imagen de la portada que tenéis aquí debajo para empezar a leerlos. Os aviso de que, si empezáis, es muy probable que ya no podáis dejarlo 😉

767c7-29365250

Os dejo ya con la reseña. Si queréis leerla directamente en el blog, aquí tenéis el enlace:

Reseña de Zhilan en el blog Dragones en el país de los libros

Como siempre, os copio aquí la reseña íntegra:

Zhilan. El hombre confuso, el chino muerto y los gatos parlantes es la última novela de la autora Gemma Herrero Virto. Una autora a quién ya había tenido el placer de leer con la novela La red de Caronte (podéis leer la reseña aquí), que me encantó y me mantuvo enganchadísima de principio a fin. Pues bien, de nuevo lo ha conseguido. Fue comenzar y no poder parar de leer hasta terminarlo. Y es que al margen de la trama de la novela, el estilo de Gemma me lleva a que parezca que estoy viendo una película, en este caso una de acción e intriga aderezada con una parte sobrenatural (muy apropiada para quién, como yo, adore a los gatos).
La historia está narrada en primera persona por Álex, el protagonista. Quién se verá envuelto en una guerra entre mafias chinas por encapricharse (y enamorarse) de Zhilan, una camarera de un restaurante chino al que acude a investigar tras descubrir los acontecimientos de los que nos habla la sinopsis. Junto a ella escapar de la muerte se convertirá en su día a día, eso y descubrir porqué extraño motivo puede entender a los gatos (como podréis adivinar esta es la parte sobrenatural de la historia).
Además de todo lo dicho la novela también tiene sus toques de humor, especialmente por todo lo que a Álex se le pasa por la cabeza en lo referente a entender a los gatos y en sus pensamientos más íntimos sobre Zhilan. Porque reconozcámoslo, Álex está total y absolutamente  “pillado” por esta chica, y esto les llevará también a alguna que otra escena tierna e íntima entre ambos que Gemma ha sabido describir con elegancia.
Un detalle que me ha gustado mucho es que en cada uno de los veinticinco capítulos que componen la novela encontramos al comienzo la imagen de un gatito jugando, y también en la nota que la autora nos deja al final y que nos permite además saber un poquito más sobre la creación de tan curiosa historia.
En conclusión, una novela que ha resultado ser mucho más de lo que a simple vista parecía. Divertida, llena de acción y momentos disparatados que me han mantenido pegada a sus páginas. Y con un final sorprendente que a mí personalmente me ha dejado totalmente conforme. Así que sin duda os recomiendo que le deis una oportunidad.
Gracias a la autora por la novela. La he disfrutado mucho.