¿Cómo conseguí mi sombrero de bruja?

bruja

¿Os he contado alguna vez como conseguí mi sombrero de bruja? Yo creo que no, así que ahí va. Juro que todo lo que voy a contar está 100% basado en hechos reales.

Hace algunos años, entré en un bazar chino a comprar alguna tontería (pilas o bombillas, ya no lo recuerdo). Quedaba poco para Halloween, así que toda la entrada de la tienda estaba llena de disfraces y complementos. De repente, algo llamó poderosamente mi atención. Entre un montón de sombreros de bruja, colocado en lo más alto, vi un sombrero precioso. Era de terciopelo, adornado con tules y plumas negras. Lo cogí entre mis manos y supe que tenía que ser para mí, aunque me preocupaba el precio que algo tan bonito podía costar.

Le di vueltas entre mis manos, buscando la etiqueta con el precio, pero no estaba por ningún lado. No tenía ningún tipo de etiqueta ni código de barras. Pensé que se le habría caído y busqué otro sombrero igual para ver si ponía el precio. Pero no había ningún otro sombrero como ése. Todos los demás eran de plástico o de cartón. Se notaba a la legua que eran sombreros de broma y que no tenían la categoría de sombrero de bruja que tenía el que yo ya consideraba mío.

Con él en las manos me acerqué al mostrador para preguntarle el precio a la dependienta. La chica lo cogió y, tal como había hecho yo momentos antes, le dio unas cuentas vueltas buscando la etiqueta sin éxito. Miró el sombrero como sorprendida y llamó a una compañera. Cuando la otra chica llegó, se pusieron a discutir entre ellas y, aunque no entiendo una palabra de chino, por sus caras de desconcierto y sus encogimientos de hombros, deduje la conversación:

– Esto no es nuestro. No lo he visto en la vida.

– Pues de algún sitio ha tenido que salir. ¿Qué le digo?

– Yo qué sé. Dile un precio cualquiera y que se lo lleve.

La dependienta se giró hacia mí y me dijo “Tres euros”. Más que decírmelo, me lo preguntó, como si no supiese si yo estaría de acuerdo con ese precio inventado. Yo saqué la cartera a toda prisa y pagué, antes de que cambiase de opinión y decidiese que no podía venderme algo que no era suyo.

Salí de la tienda feliz, sintiendo que, más que comprar, había recuperado algo que me pertenecía por derecho. Me gusta pensar que alguna bruja lo dejó allí para mí, para reconocerme como una de las suyas y que, quizá, un día no muy lejano, se pondrán en contacto conmigo para pedirme que me lo ponga porque esa noche tenemos akelarre 🙂

¡FELIZ HALLOWEEN A TODOS!

Anuncios

Una respuesta a “¿Cómo conseguí mi sombrero de bruja?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s