Reseña de La red de Caronte en el blog Libros en el petate

Portada de La red de Caronte

Hoy os traigo la última reseña que he recibido de La red de Caronte, gracias al blog Libros en el petate. Podéis encontrar la reseña íntegra en este link:

Reseña de La red de Caronte en el blog Libros en el petate

Por si todavía no habéis leído La red de Caronte, podéis conseguirla en cualquiera de estos enlaces:

Versión Kindle: http://rxe.me/I4535NM
Libro impreso: http://rxe.me/1500381195
Versión pdf/epub/mobi: http://tinyurl.com/knpskmg

Y, como siempre, os dejo aquí el texto íntegro de la reseña:

Las lecturas de novela negra, thriller y similares están en auge y por los tanto no es raro ver que cada vez  son más personas las que se atreven con este género. Yo mismo, hasta que cree mi blog hace tres años podía contar con los dedos de una mano, los libros que me había leído. Su presencia entre las lecturas  y reseñas de lectores y las propuestas que  llegan de autores cuentan con buen porcentaje  asesinatos, misterio y tramas conspiratorias. Libro a libro tengo que rendirme a la evidencia de que cuando aparece una historia sugerente es difícil negarse a un caramelito como el de la novela negra.

Hace ya algún tiempo  Gemma Herrero me presento su libro, le note tanta seguridad en sus palabras y su argumento era tan atractivo que no lo dude.  Con un título enigmático y acertado en su elección, no pude negarme, tenía curiosidad por conocer el resultado de un trabajo donde se intuía una trama ambiciosa.

En su primer capítulo la autora nos presenta el escenario de un macabro crimen en un paraje aislado. Esto servirá para introducir en escena  algunos de los protagonistas que nos acompañaran a lo largo de la novela.  Un buen prologo que nos dará ganas de saber más sobre quién es ese macabro personaje que asesina a chicas jóvenes y las deja mutiladas en lugares aislados y algo fundamental  el por qué lo hace, cuales son los motivos que le lleva a cometer semejantes actos.

Nos encontramos en Vizcaya, tal vez finales de los años 90, y digo tal vez porque aunque no queda muy claro, la pista nos la dará la tecnología informática  que nuestros personajes utilizan, una historia en un escenario contemporáneo pero a la vez antiguo para muchos hoy en día, sumergirse en La red de Caronte es volver a oír hablar de diskettes, de chats, programas informáticos que hoy ya están pasados de moda y telefonía móvil de última generación.  Uno emprende estos pasajes con cierta nostalgia pero a la vez, echa  en falta unos recursos que se han ido metiendo en nuestra vida y que hasta hace poco no contábamos y podíamos vivir sin ellos.

La novela cuenta con un lenguaje muy visual, rico en detalles sin llegar a aburrir o hacer lento el desarrollo y su lectura. A l contrario, posee un comienzo adictivo, que te sumerge en una historia donde Gemma Herrero va sembrando de pistas el escenario, facilitando información poco a poco que si bien no resuelve el misterio da las herramientas necesarias para que el lector vaya planteando en su cabeza sus propias hipótesis. Un gran acierto de la autora, dar leña para que la hoguera no se apague y el interés no decaiga, todo lo contrario,  a cada página que leemos, el lector se queda con ganas de más y es de esos libros que te tientan a leer otro capítulo más cuando ya ibas a hacer una pausa.

Con tintes de serie por el recorrido de la historia con continuos momentos de tensión y repuntes en busca de aumentar el interés del lector, Gemma nos sorprende con frases magistrales a lo largo de la novela, una prosa que destaca por su calidad, su estilo sencillos pero bien trabajado en la narración y por la construcción de unos personajes interesantes y que calan fácilmente en el publico.

Cuatro pueden decirse que son los personajes en torno a los que gira la historia, Natalia Egaña forense de la Ertzaintza, una mujer que lucha constantemente contra sus sentimientos y que en algunos momentos me pareció que entraba en la historia con calzador pero una vez dentro me encanto seguirla, conocer sus pensamientos y toda la tormenta de sentimientos que en todo momento descarga sobre las páginas de la novela, un personaje sin lugar a dudas muy interesante. Carlos Vega, inspector y compañero en la comisaria de Natalia, un tipo duro de los que sabemos que en el fondo se deja querer y que el muro que levanta alrededor de los demás caerá si picamos un poco en él. Agustín Guevara será el nexo de unión de nuestros dos personajes principales, sobre todo a sus conocimientos informáticos. Finalmente el cuarto personaje será la persona tras cuyos pasos va la policía y que a lo largo de la novela irá dando muestras de su carácter y aportando pensamientos, frases y situaciones que harán que nuestras mentes estén en continuo trabajo leyendo e intentando poner en pie quien puede ser.

Un pero a esos personajes tal vez sea la tensión inicial entre la forense y los inspectores, algo forzado para unas personas que se conocen por primera vez y que me sorprendió y no conseguía comprender dicha reacción. Del mismo modo ciertas reacciones o comportamientos se les veían forzados, no sé si buscando la tensión o fruto del momento de tensión pero que yo los veía ilógicos. Son detalles que no empañan una historia que gana en su conjunto por lo interesante y lo adictiva que se hace.

Un gran trabajo de Gemma Herrero, con una historia bien trenzada, que no pierde interés a lo largo de sus páginas, mostrándonos un trasfondo tan real como el peligro de las relaciones a través de internet y la soledad, una soledad que te lleva a buscar en la redes de un mundo virtual un salvavidas que puede conllevar un gran peligro en la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s