¿Soy hermana gemela mental de Dolores Redondo?

El guardián invisible

ESTE POST NO ES EN NINGÚN MOMENTO UNA ACUSACIÓN DE PLAGIO A LA ESCRITORA DOLORES REDONDO POR SU OBRA EL GUARDIÁN INVISIBLE. Simplemente, si no os lo cuento, me volveré loca 😛

Hace un par de años me compré el libro El guardián invisible de la también escritora vasca Dolores Redondo. Lo compré porque, cuando leí la sinopsis, me pareció muy interesante, pero luego me enteré de que formaba parte de una trilogía y lo dejé aparcado en una balda, con su plastiquito y todo, para esperar a que la trilogía estuviera completa y leerlo todo de una tacada. El problema es que luego se me olvidó y ahí ha estado hasta la semana pasada.

Tras publicar mis novelas, muchos de mis lectores empezaron a preguntarme si había leído a Dolores Redondo, porque nuestros estilos se parecían muchísimo. Me decían que había muchas cosas de La red de Caronte que aparecían en El guardián invisible, que la atmósfera de los bosques de Erkiaga que describo en Ojo de gato les recordaba mucho a las descripciones que hace Redondo de su valle del Baztan… Yo siempre les contestaba que no había leído nada, pero que me estaba entrando curiosidad y ya lo haría y luego se me volvía a olvidar.

Hará cosa de un mes, una tía mía me llamó toda apurada diciéndome que una amiga suya, que se había leído todas mis obras, estaba leyendo El guardián invisible y que estaba segura de que Dolores Redondo me había plagiado La red de Caronte. Yo la tranquilicé diciéndole que era posible que las tramas fueran similares (la investigación de un asesino en serie que asesina jovencitas adolescentes) y que, al ser las dos vascas, era posible que la ambientación también se pareciera.

Después de tranquilizarla, mi curiosidad fue a más y, la semana pasada, buscando algo para leer, decidí probar con El guardián invisible. Y desde las primeras páginas aluciné. Hay cosas tan similares que en un primer momento yo también pensé que me había plagiado. De una de las víctimas, se dice que el agua se llevó todas las pistas, con unas palabras casi exactas a las que dice Carlos en el escenario del crimen de Vanessa. El escenario de la tercera víctima de la novela es calcado al asesinato de Bianca, con el que yo abro mi novela: una cuesta empinada y resbaladiza a través de un bosque, el suelo cubierto por una espesa alfombra de hojas húmedas, la explicación de que la chica no habría bajado hasta allí andando… Hay tantos detalles que me podría pasar aquí horas.

El problema es que no eran sólo los datos. La forma de escribir es tan similar que me resulta incómodo leerlo porque es como si estuviera leyendo algo que he escrito yo y me pongo a buscar fallos o a pensar que yo no habría usado tal tiempo verbal, o que tal escena la habría hecho más corta o más larga… Hay “detalles técnicos” de su manera de escribir que son clavados a los míos, como el uso de un narrador en 3ª persona que no es omnisciente sino desde dentro de la cabeza del protagonista o el uso de varios adjetivos o frases explicativas (normalmente tres) separados por comas.

Al continuar leyendo, cada vez flipaba más. En un momento de la novela, se ponen a hablar de la caza de brujas en Navarra y del auto de fe de 1610. ¿Sabéis quién fue la principal acusada en ese auto de fe? Exacto… Graciana de Barrenetxea, reina del aquelarre de Zugarramurdi, una de las protagonistas de Viajes a Eilean.

Sigamos con las coincidencias… La protagonista de El Guardián invisible tiene una tía navarra que es una bruja que echa las cartas del tarot. ¿Os suena a los lectores de Viajes a Eilean? Sí, Luna también tiene una tía que es una bruja navarra que echa las cartas.

Hay otro momento en la novela en el que se ponen a hablar de cómo la Iglesia católica fue convirtiendo los ritos ancestrales para adaptarlos al catolicismo. Esa misma explicación se la da Emma a Luna cuando ésta descubre que es bruja. Tienen otra conversación en la que discuten sobre la validez de la magia y las leyendas en un mundo tan avanzado y tecnológico como el nuestro, que es exactamente el mismo tema del que yo hablo en el prólogo de Ojo de gato

Y así continuamente… Ha llegado un momento en el que iba en el metro leyendo y, al leer sobre el tarot y ver que no sólo se ha documentado, sino que parece que sabe realmente de lo que habla y que seguramente sabe tirar las cartas (al igual que yo, que me encanta e incluso coleccionaba barajas), he cerrado el libro, he pillado el móvil y he buscado su fecha de nacimiento para ver si tenía que pedirles explicaciones a mis padres sobre una hermana gemela desaparecida. Pero no, ella es 5 años mayor que yo.

Cuanto más lo pienso, más alucino. La red de Caronte es anterior a su novela, por lo que habría gente que podría pensar que igual se inspiró en ella, pero Viajes a Eilean se publicó un año después que El guardián invisible. No se trata de plagio, pero tampoco puede ser casualidad. Entonces, ¿qué es?

Creyendo como creo en el destino y en la magia, me gustaría poder quedar con ella para tomar un café e intentar encontrarle una explicación a esto, pero si le voy con esta historia va a pensar que soy una fan loca 😛 Así que tendré que quedarme con la duda o planear un secuestro.

La verdad es que ni siquiera sé si llegaré a terminarme el libro. Me está encantando y se lo recomiendo a todos los que hayan leído La red de Caronte y les haya gustado, pero me hace sentir realmente inquieta y un poco triste. No sé… A todos nos gusta sentirnos especiales y encontrar que, a menos de 200 kilómetros, hay alguien igual de tarado por cosas tan raras como el tarot, la brujería o los asesinos en serie y que tiene una manera de escribir y unas inquietudes tan similares a las tuyas te hace sentirte un poco menos diferente. Y ya si encima piensas que tu gemela mental fichó por Planeta y ha vendido más de 400.000 ejemplares mientras que tú fichaste con RD Editores para no llevarte más que disgustos, te entran ganas de tirarte por un puente.

Anuncios

2 Respuestas a “¿Soy hermana gemela mental de Dolores Redondo?

    • Ahora que he terminado de leer la primera parte, tengo que decir que sus personajes y atmósferas son más oscuras que las mías (yo siempre suelo meter toques de humor). Sus novelas están muy bien y son muy adictivas, os las recomiendo a todos. Y ella es un sol de mujer. Estuve con ella en la feria del libro de Bilbao para que me firmase su trilogía y se tiro un rato conmigo hablando sobre el mercado editorial. Muy simpática 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s