LA PEQUEÑA MIO

Una historia de Attradis, del blog Sueltapestes

Sueltapestes

tristeza

Hoy no voy a soltar ninguna peste de nada. Hoy solo quiero contar una historia real que me llegó al corazón. Es la historia de la pequeña Mio y empieza así:

La pequeña Mio tenía mucha suerte, pero toda era mala. Fue a nacer más hermosa que ninguna otra con su pelo blanco y sus ojos azules. Esto, que debería haber sido una ventaja, se convirtió en un lastre. Sus iguales la apartaban por ser diferente y tuvo que crecer jugando sola.

Poco tiempo después, la pequeña Mio fue llevada a casa de unas personas ricas que querían que hiciera compañía a su hija pequeña. Las dos se llevaron de maravilla desde el principio y disfrutaron de largas horas de juegos y abrazos.

Con el paso del tiempo, la pequeña Mio se convirtió en una jovencita preciosa que encandilaba a todo el que la mirase. Una tarde que salió sola…

Ver la entrada original 1.085 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s