¿Y entonces las editoriales qué arriesgan?

Hoy voy a comentaros mi última experiencia con una editorial, que me escribió mostrándose interesada en publicar Ojo de gato, mi novela de suspense paranormal.

Estaba yo tan tranquilamente moneando por Internet, cuando veo que la Editorial Tagus (la editorial digital de La Casa del Libro) me acaba de seguir en Twitter. No le di más importancia y, como a cualquier otro nuevo seguidor de Twitter, le regalé una de mis novelas (no se la regalé a la editorial, sino porque tras esa cuenta hay una persona y a lo mejor le apetece leer algo).

De repente, veo que me ha llegado un email de Editorial Tagus. Habían buscado mi dirección a través de mi página web y me escribían para decirme que estaban interesados en publicar mi novela Ojo de gato, que estaban buscando autores independientes con proyección, que creían que mi novela podía encajar, que ofrecían el oro y el moro e incluso podías acabar publicando en papel con Planeta.

Yo les dije lo que a todos: que tuve una experiencia infernal con mi editorial anterior, que soy muy feliz como autora autopublicada y que no estaba buscando editorial pero que, si querían, me podían mandar un contrato tipo para ver las condiciones y estudiarlo (lo reconozco, soy muy puñetera. Les pedí el contrato tipo para ver la mierda de condiciones que ofrecían y poder decirles que no con razones)

Al de unas horas me contestaron que no podían enviar el contrato tipo, pero que me enviaban un pdf para que viese las maravillas que me ofrecían y que, si a la hora de firmar no estaba de acuerdo con alguna clausula en particular, se podía discutir.

Cuando leí aquello lo flipé. Te ofrecen hacer un informe de tu libro, corregirlo, maquetarlo, hacerle una portada chula y sacarlo en versión digital. A cambio, tú les cedes todos los derechos de la novela. Se acabó poder subir nuevas versiones corregidas, cambiar la portada, variar el precio, regalárselo a quien quieras… La novela deja de ser tuya. Ellos fijan el precio (a un mínimo de 2.99 euros) y se ofrecen a promocionarla.

Lo que es alucinante es que, de esos 2.99€, el escritor sólo va a cobrar el 25% hasta que termine de pagar todos esos servicios editoriales que tan amablemente han realizado para ti. Es decir, el escritor tiene la idea, trabaja como un desgraciado para escribir la novela, la corrige hasta que queda algo decente, la mueve todo lo que puede por las redes sociales y, entonces, llega una editorial disfrazada de hada madrina que le roba sus derechos, le cobra por todas sus funciones y no le ofrece ningún adelanto económico, ni le asegura ningún beneficio mínimo. Es decir, que si la novela no va bien, puede que nunca veas un duro de ella, porque tienes que pagar primero todos los servicios editoriales antes de cobrar el primer céntimo.

Otro punto importante es que estamos hablando de ediciones digitales, es decir, la editorial tampoco invierte un sólo euro en imprimir ejemplares o distribuirlos.

Me diréis que al menos te promocionan. Vi el otro día la novela de un chico que había picado y había firmado con ellos. Tuvieron el libro en su primera página durante 3 días. Después de eso, desapareció. ¿Ésa es toda la promoción que van a hacer a cambio de todo el tiempo que ese pobre hombre les haya cedido la exclusividad de sus obras?

No sé, igual soy yo, pero me parece de una cara absoluta. El autor pone las ideas, el trabajo, la ilusión… La editorial no pone ABSOLUTAMENTE NADA. Y, aún así, se van a llevar el 75% de los royalties de tu obra hasta que les pagues por hacer su trabajo y el 50% durante todo el resto del contrato. ¿En función de qué se van a llevar esos beneficios?

Tal como tienen montado el negocio, lo importante es que ellos siempre ganan. Si la obra va bien, se llevan la mitad del dinero sin hacer nada ni arriesgar un duro. Si la obra va regular o mal, se van llevando el 75% hasta ganar el dinero que le cobran al autor por sus servicios. El único que cede y que arriesga, es el escritor.

Creo que, al menos, si tienen un poco de vergüenza torera, deberían darse cuenta de que, si el escritor lo hace todo e incluso les paga por hacer un trabajo, debería ser quién mantuviese los derechos sobre su obra. Exigirle a alguien que te paga que encima trabaje en exclusiva contigo y que no tenga ningún poder de decisión sobre algo que es suyo es tener la cara durísima.

Es como si voy a la panadería y le digo al panadero que el pan que hace me encanta, que a partir de ahora sólo lo puede vender a través de mí y que a cambio ya le daré una parte, que yo voy a marcar el precio y que, además, va a modificar la receta como yo quiera para hacerla más comercial. Se reiría en mi cara, ¿verdad? Pues creo que eso es lo que deberíamos hacer los escritores autopublicados con este tipo de ofertas.

 

Anuncios

9 Respuestas a “¿Y entonces las editoriales qué arriesgan?

  1. Wow eso si que es pasarse, tenía una ligera idea de que les daban muy poco se dinero sobre cada libro vendido a los autores pero no sabia que era tan ventajosos sus contratos. Me parece que fue una excelente decisión la tuya, no me parece nada justo lo que hacen. Ahora entiendo porque muchos autores prefieren auto publicarse.

    Me gusta

  2. Sabía que pagaban muy poco, pero eso es absolutamente nada, tanto esfuerzo y tanta imaginación, sacrificio y diversión, para que lleguen y te ofrezcan oro falso… En fin, menos mal que has dicho que no.

    Le gusta a 1 persona

    • Más que nada he escrito este post para que, si a alguien le llega una oferta similar, sepa qué es lo que le están ofreciendo en realidad.
      Yo también he sido una autora que acababa de sacar su primera novela y sé que, cuando te llegan diciendo que tu obra es buena, que quieren publicarte, que puedes publicar con Planeta y todo eso, se te caliente la cabeza y acabas firmando cualquier cosa.

      Me gusta

  3. En definitiva: Te obligo a que aceptes a mis revisores, a mis maquetadores, a mis ilustradores… te obligo a que les pagues y ademas me quedo tu obra. No puedes venderla en otro sitio. Me la quedo un buen pico de años y asi me voy quitando competencia del medio sin arriesgar un centimo. Mas que las condiciones de una editorial parecen las de un banco.

    Le gusta a 1 persona

    • Todavía es necesario mucho camino. Hay mucha gente que sigue leyendo sólo libros en papel y para eso necesitas una editorial que te los distribuya por las librerías. Y también hace falta que los lectores se den cuenta de que el hecho de no haber firmado con una editorial no quiere decir que tu obra no merezca la pena. Por suerte, poco a poco las cosas van cambiando. Yo, desde luego no me quejo. En 3 meses ya he vendido muchísimo más de lo que vendió mi editorial en un año.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s