¿Que la gente no puede comprar libros? Pongámoslos más caros.

Seda de Alessandro Baricco, ilustrado por Rebeca Dautremer

Seda de Alessandro Baricco, ilustrado por Rebeca Dautremer

 

Igual el título del post os parece un poco extraño, pero lo entenderéis perfectamente cuando leáis este artículo.

Escribo esta entrada porque una ve tantas barbaridades que al final no le queda otro remedio que sospechar que las editoriales no están en pleno uso de sus facultades mentales al decidir cuánto va a costar un libro. Me da la impresión de que hay una gran brecha entre las editoriales, que se pasan el día quejándose de que la gente no compra libros y no lee (lo cual es mentira), y el nivel adquisitivo de los lectores.

Seamos sinceros… ¿Cuánta gente puede permitirse comprar la saga de Canción de hielo y fuego en tapa dura? Eso no son libros, son artículos de lujo. ¿O cuánta gente que, como yo, se lee un libro por semana o a veces más, puede permitirse ese presupuesto?

El otro día vi una noticia en la tele que me dejó flipando. Para competir con los precios de los ebooks, las editoriales tradicionales españolas habían tenido una “brillante idea”: Contratar ilustradores profesionales para que cada libro se convierta en una verdadera obra de arte. Hay que tener en cuenta, además, que los ilustradores españoles están considerados de los mejores del mundo, por lo que supongo que su caché no será barato.¿Qué va a significar eso? Que cada libro va a costar un pastizal, que esos libros pasarán a convertirse en caprichos que sólo podrás permitirte si tienes a alguien que te quiere mucho y te lo regala o si eres muy friki-fan de un autor y estás dispuesto a comer menos un mes para permitirte su última obra en formato superlujo.

Pero, ¿significa eso que vamos a comprar más libros porque sean más bonitos y tengan un valor añadido? Para nada. El dinero es el que hay y la realidad es que hay poco. Y nadie va a gastarse 40 o 50 pavos en un libro que ni siquiera sabe si le va a gustar.

Poniéndome como ejemplo, soy una fanática de Stephen King. Su saga de La Torre Oscura me parece lo mejor que he leído en la vida y, sin embargo, tengo la mitad de la saga en tapa dura y la otra mitad en edición de bolsillo. Cuando tienes que elegir entre poder seguir leyendo o esperar a ahorrar o a que sea tu cumple para tener el próximo, en mi caso la elección está clara.

Sé que esto no va a llegar a ninguna editorial y que, aunque lo hiciese, no iban a hacerme ni caso, pero me permito darles un consejo. Piensen en sus lectores y en lo que en realidad quieren, que es simplemente leer. Dejen de quejarse de que los libros electrónicos, la pirateria, el IVA cultural o los autores independientes les están haciendo daño y plantéense cuánto puede pagar realmente un lector por un libro. Como digo, sé que no me van a escuchar, pero ellos se lo pierden. Su negocio, tal y como ha funcionado en las últimas décadas, tiene los días contados y eso no puede pararse con ilustraciones y encuadernaciones de lujo, por muy bonito que quede al final el libro.

 

Otro día escribiré sobre los precios de los ebooks y sobre los precios que los autores independientes y desconocidos les ponen a sus obras, que también tiene tela.

 

Podéis leer más información sobre la peregrina idea de las ediciones ilustradas en estos artículos:

Leer con los cinco sentidos. Periódico El Mundo.

La irrupción del libro ilustrado para adultos. Revista Paula

Anuncios

5 Respuestas a “¿Que la gente no puede comprar libros? Pongámoslos más caros.

  1. Tienes toda la razón del mundo, yo entiendo que todo el mundo tiene que ganarse la vida y que el trabajo de las personas y, más un autor que cede su historia, tiene que sacar algo. Pero haciendo eso harán que la gente lea menos o como tú dices comprar ediciones más baratas.

    Yo sintiéndolo mucho he tenido que pasarme al mundo “liegal” y comprar muy poquitos o tirar de bibliotecas, mi economía no me permite llevar el ritmo que llevaba antes y en lo de lectura he tenido que renunciar.

    Le gusta a 1 persona

    • Yo también creo que el autor tiene que sacar algo por su obra. El problema es que, realmente, de lo que cuesta un libro el autor saca muy poco (normalmente un 8%). Además, el autor no tiene ningún poder de decisión en el precio final que tendrá su libro.
      Son las editoriales las que fijan esos precios y quienes se llevan la mayor parte del pastel.

      Me gusta

  2. Yo hace un año que no compro un libro, y es por la pasta. Me pillé un ebook baratuno de 40 eurillos y con él ya me he leído 15 o 16 libros que me hubieran costado 200 o 300 euros. Si no hay pela hay que buscar soluciones. Y las de las editoriales no tienen ni pies ni cabeza.

    Le gusta a 1 persona

    • Yo estoy igual. Me he pasado al ebook y eso que soy una enamorada de los libros de papel, pero llega un momento en que tienes que recortar gastos.
      Además, ya no me cabían más estanterías en casa X-D

      Me gusta

  3. Pingback: Los locos precios de los ebooks | La Red de Caronte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s