Luna Nueva (Crepusculo). La continuación

luna-nueva2Pues tal y como dije, he seguido gastándome unos euricos en continuar con la saga de Crepúsculo. Primero porque quiero saber qué tienen esos libros para enloquecer de esa manera al público y segundo porque, como ya comenté, a mí todo lo que vaya sobre vampiros me puede.

En favor de Stephenie Meyer, diré que el segundo libro mejora, en cuanto a calidad narrativa. Vamos, que al menos pasan cosas y consigue una tensión dramática mayor a la que conseguía en el primer libro con 300 páginas de “Me quiere, no me quiere”. La historia sigue siendo ñoña aunque sin causar comas diabeticos al lector y la inclusión de una tercera persona en la historia de amor le da más vidilla.

Lo que me falla, sinceramente, es poder creerme del todo la historia. Es decir, todas hemos tenido 18 años, todas hemos estado enamoradisimas de alguien y hemos pensado que el mundo se acababa si nos dejaban. Pero sólo lo pensabamos, leñe. Bella se vuelve medio catatónica durante meses, cae en una depresión profunda que riete tú de la gente que está ingresada en los psiquiátricos y empieza a llevar un estilo de vida suicida porque en su mente oye la voz de su amado cuando se pone en peligro. Por mucho menos de eso, a la gente la diagnostican una esquizofrenia. Yo me pasé media novela pensando que en realidad Edward había conseguido meterse en la cabeza de ella para cuidarla porque en realidad la seguía amando pero resulta que no es así, que la tía lo está flipando de verdad y Edward no tiene nada que ver con eso, que se ha pirado del todo. Como efecto dramático está muy bien pero no se puede intentar que un personaje tan desquiciado resulte creible. Ni que una persona que ama tan enfermiza y desesperadamente se pueda plantear ni por un solo segundo que igual podría quedarse con Jacob y hacerle feliz.

Aquí viene el otro punto que me chirría. Vamos a ver, la diatriba de la protagonista es a quien elegir. Tenemos por un lado a un vampiro de belleza clásica, noble y distante, frío como el hielo y que ha tenido la cara de dejarte más tirada que una colilla. Por otro lado tenemos a un indio morenazo de metro noventa, que está cuadrado y que encima tiene una temperatura corporal a considerar para que te caliente los pies por la noche. Y encima está loco por ti y dispuesto a hacer cualquier cosa por tus huesos. Y por si eso de los humanos no te hace mucha gracia, puede convertirse en hombre lobo a voluntad. Para mí no hay color, vamos. Que por muy enamorada que esté Bella de Edward la ha abandonado sin explicaciones y delante suyo está un tío que se pasea sin camiseta con la melena negra al viento. Ya sé que la autora es mormona y no le da mucha importancia a las hormonas sexuales pero estamos hablando de una chica de 18 años con el cuerpo revolucionado. Vamos, que no me lo trago.

Pero seguiremos dándole oportunidades. La verdad es que, por mucho que los critique, me leí el libro en dos días. Si no fuese porque saldría carísimo, pensaría que impregnan las hojas con cocaína. Dado que no puede ser eso, seguiré intentando descubrir la causa de la adicción.

Anuncios

2 Respuestas a “Luna Nueva (Crepusculo). La continuación

    • Pues no sabía de la existencia de ese libro pero acabo de buscar la crítica y tiene buena pinta. A ver si me lo pillo. Gracias 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s